Make your own free website on Tripod.com

 

LA PRIMERA VOZ

 

 

página inicial

En los tríos la primera voz es la que lleva la línea melódica de la composición.  El cantante debe poseer un tono claro y afinado cuya tesitura o registro alcance las notas agudas que se escriben encima del pentagrama y y puedan alcanzar la configuración delicada de la voz femenina. Su contraste lo hace la segunda voz que es generalmente más grave en tesitura que ésta.

 

Se entiende por primera voz la línea melódica aguda de cualquier canción.  Esta puede estar a cargo de una soprano o un tenor. *A Generalmente, cuando hablamos de segundas voces, nos referimos a aquéllas que hacen armónicamente la tercera o la sexta. nota en el acorde musical.  Por lo general, la segunda voz canta en una tercera más baja que la primera voz.  Hay ocasiones en que, en el caso de los tríos, la primera voz requiere una tesitura musical mucho más aguda que la del resto de los cantantes.  Entonces, éste suele cantar en  falsete o impostando la voz un poco artificialmente como ejemplo recordemos a Charlie Vázquez, quien hace estos en sus interpretaciones con Los Hispanos y con Los Sentimentales.  A esto, se le suele llamar voz de tenorino, lo que la en la música culta se denomina lírico spinto.

 

En Los Panchos, la voz de Avilés tiene un suave timbre agudo, en tanto que Cáceres sería más bien un barítono versátil.  Similar timbre lo es la hermosísima voz de Shaw Moreno.  Albino, sin embargo, en contraste con Avilés, posee una voz de mayor potencia y  más aguda.  Julito Rodríguez es de tesitura similar a Avilés y, tanto uno como otro, son voces bien entrenadas en el canto.

 

Una voz subestimada, por falta de potencia en la proyección (como Avilés) fue Ovidio Hernández; a muchos no gustó pues su comparación con cualquiera de los anteriores parece de menor calidad.  Pero, aprecido sin contrastes, dio hermosísimas interpretaciones, especialmente cuando supo imprimir su buen fraseado interpretativo similar al de Avilés, Julito, Albino y Cáceres que de esto  fueron maestros.  He escuchado muchos discos de Los Panchos con Hernández y siempre hay esa sensación de desbalance.  A veces, parece que canta en staccato y sin proyección, pero su voz en general posee un sentimiento muy particular. Cuando proyecta su estilo --algo que parece darse en determinadas canciones--, su dimensión es alta, como el que más.  Ahí está En tu camino, Basura, Alfonsina y el Mar y otras.

  Si recordamos la belleza de la voz de Juan Neri de Los Tres Ases, en contraste con la del barítono Marco Antonio Muñiz tenemos una idea del contraste a voces que supone un trío excepcional.  En términos de acoplamiento ya ha señalado Jorge Javáriz la perfección de voces de Los 3 Calaveras, fácilmente constatable aquien haya escuchado este trío. Igual decir de Los Tres Reyes, que me parece es un trío perfecto.  Tanto que llegaron a preparar interpretaciones que superan la perfección original de Los Panchos.  Por supuesto, la perfección y la genialidad (de Gilberto Puente) aunque lo hacen un trío sin igual, no necesariamente superan el estándar magnífico que tiene el a veces imperfecto Trío Los Panchos.  Los Panchos tienen manchitas, sí, piquetes mal esbozados por el genio Gil o don Chucho Navarro en un solo de segunda sin gracia alguna; o canciones sin vuelo con cualquiera de las primeras voces:  el sol también tiene sus manchas.  Pero Los Panchos son ellos ya para siempre.

 

En Puerto Rico la cantidad de voces primeras es para surtido de fiesta.  Cheíto González, Cheíto Cruz, primera voz  otrora del Trío Voces de Puerto Rico.  La voz de Bebo Cárdenas, ( ha cantado con Junior Nazario y su trío, con Los Condes y  con Los Cancioneros).  Y Aníbal Hernández (Lo Nuevo en Tres, Los Cancioneros).  Sin dejar de recordar a Julín Reyes de Los Caciques.  La voz sedosa de Papo Valle, la de Rey Arroyo o Armando Vega, Charlie Vázquez, Carlos Camacho o Norman Casiano, todos últimos tres, primeras voces de Los Hispanos.  En fin,  sería larga la enumeración y no es necesario insistir más. 

Hay voces primeras que no necesariamente son finas, la de Cáceres por ejemplo.  Pero su belleza, aparte de su fuerza, radica en la proyección del cantante y en su capacidad interpretativa.  De todas las voces primeras, la que más prefiero es Hernando Avilés (ejemplo Una voz) y, en Puerto Rico,  Raúl Balseiro del Trío Los Antares (recordar Sigue lloviendo), para tener una idea del paradigma.  Ya esto último cae dentro del terreno de los gustos, pero me parece que una buena parte de los amantes de esta música podrían coincidir, añadiendo otros que son legión.

 

* Agradecemos la colaboración técnico- musical del Dr. Marcelino Canino Salgado quien revisó estas notas.

RMP

Avilés

Albino

Julito Rodríguez

Bibliografía 

Directorio de tríos

Enlaces.