Make your own free website on Tripod.com

volver

p.inicial

Esa vieja canción

 

En esta ideología del bolero

la nostalgia se toca con sordina.

Al centro melodioso está la ausencia:

esta última copa de imposible champán.

En estos surcos plásticos la música florece

                        —rosa abstracta—

que en tu pelo parce una estrella.

                        Todo es fugacidad.

Al centro del bolero el tiempo apremia

                        a pesar del amor.

Vivir es una gran disco que da vueltas

                        sobre su propio eje:

¿acaso en ocasiones la vida no se raya?

Dicen que la distancia es el olvido

pero no en este bar, ni en esta noche.

Fulge la vellonera en la memoria

y alguien marca de Nuevo esa vieja canción.

 

Tiempo de bolero

 

Reflejado en la luna menguante del ropero

mi padre canta a dúo con mi padre.

¡Qué terrible es el tiempo!

Sus duros entorchados no perdonan.

 

Mi padre canta a dúo con mi padre

y al fondo de la casa lo acompañan

con sonidos de trastes.

Pedro Flores, Don Felo, Rafel…

he ahí nuestros filósofos.

 

Es este el mediodía:  la luz mana del radio

y el mundo es el arpeggio de los trios

resulta más vivible.

Almorzamos las tiernas habichuelas

de mil novecientos cincuenta y ocho.

 

Mi padre canta a dúo con mi padre

y madre plancha a ritmo 3 por 4

ese duro almidón.  La vida

mientras tanto se diluye

en disonancias blandas…

 

En la luna menguada del espejo

mimpadre canta a dúo con mi padre.

¡Qué terrible es la música del tiempo!

Sus compases se viven

solamente una vez.